Futuro del diseño industrial

El primer paso en la ingeniería de un avance comienza con la creación de un prototipo. Y, debido a que las soluciones energéticas avanzadas de hoy requieren diseños y geometrías sofisticados, los investigadores están recurriendo cada vez más a la impresión 3D para desarrollar esos primeros modelos. Incluso las manos más diestras no pueden igualar los diseños intrincados de estas impresoras. En ExxonMobil, los técnicos del avanzado laboratorio de impresión 3D de la compañía están formando nuevas espirales de acrílico, metal y cerámica y otras formas que son fundamentales en los sistemas de energía más grandes. Nada habla de este proceso de vanguardia, como el uso de la impresión 3D como una herramienta de creación rápida de prototipos para el desarrollo de la tecnología cMIST ™.

 

El sistema cMIST elimina las impurezas como el H2O, el CO2 y el H2S de la producción de gas natural para lograr estándares de seguridad y calidad del gas.

 

Específicamente, el sistema cMIST tiene un generador de gotas que produce gotas finas del solvente, bien dispersas en el gas, lo que permite un procesamiento más eficiente. Estos generadores de gotas comienzan su vida en la impresora 3D (como se ve a continuación) como prototipos que se prueban ampliamente en cuanto a rendimiento y confiabilidad.

 

 

 

 

 

El equipo de impresión 3D pudo implementar rápidamente los modelos de ese generador de gotas cMIST, lo que permitió a los ingenieros de diseño realizar optimizaciones rápidas.

 

 

 

 

Este taller de impresión futurista produjo un generador de gotas sofisticado y complejo. Esa pequeña pieza será un componente clave para permitir una mayor producción de gas natural de combustión más limpia en reservorios no convencionales y ubicaciones desafiantes en aguas profundas marinas.